ESTATUTOS de la ASOCIACION ESPAÑOLA DE PSICOSOMATOTERAPIA

(Tras las modificaciones correspondientes para su adecuación con los Estatutos de la
Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP)
a la que pertenece, y a la Ley Organica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del derecho de Asociación)

_____________________________________________________

TITULO I
DE LA ASOCIACION

Art. 1 Constitución y denominación

Entre los signatarios y las personas físicas y jurídicas que se adhieren a los presentes Estatutos, se constituye una Asociación que es denominada y será legalmente inscrita como "Asociación Española de Psico-somatoterapia", adoptando como denominación completa las siglas AEP.

Art. 2 Carácter legal

La AEP, como persona jurídica privada sin animo de lucro, se rige por los preceptos contenidos en los artículos 22 y 52 de la Constitución y por las demás normas aplicables en vigor, y especialmente se acoge al marco jurídico del articulo 1 de la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, reguladora del derecho de Asociación.

Art.3 Ámbito territorial y temporal

El ámbito de actuación de la AEP se extiende a todo el territorio del Estado español. La duración de la misma es indefinida.

Art. 4 Domicilio social

La AEP tiene su domicilio social en San Lorenzo del Escorial -28200 Madrid, calle de Santa Rosa nº 33.

Art. 5 Concepto

La Psico-somatoterapia es el conjunto de psicoterapias de base analítica que tienen en común el cuerpo como referente y campo de intervención para la resolución de los conflictos personales.

La AEP integra en torno al concepto de Psico-somatoterapia a profesionales de las distintas escuelas y métodos de la Psicoterapia analítica corporal como son la Bioenergética, creada por Alexander Lowen y John C. Pierrakos, para la disolución de las tensiones musculares crónicas mediante el movimiento, la expresión emocional y su análisis; la Corenergética, fundada por John C. Pierrakos, que añade a la anterior el contacto con el núcleo energético del ser humano; el Focusing, creado por Eugene Gendlin, que enfoca y analiza la relación entre las sensaciones corporales de los problemas y su distinta simbolización; La Gestalt, creada por Fritz Perls que trata de hacer consciente a la persona de las motivaciones inconscientes de su síntoma somático integrando conclusivamente los aspectos desconocidos.; el Morfoanálisis, creado por Serge Peyrot que trabaja el síntoma psicosomático de la estructura morfológica con técnicas corporales y analiticas; el Psicoanálisis dinámico de Sarkissof, que tiene como objeto la resolución de los conflictos intrapsíquicos mediante el análisis de la producción verbal y el análisis corporal; la Vegetoterapia, creada por Wilhelm Reich, que busca restituir las carencias afectivas debidas a bloqueos emocionales del sujeto en su infancia, mediante técnicas corporales que integran los contenidos psíquicos y musculares.

Art. 6 Fines

1. La AEP es una Asociación sin animo de lucro que pertenece a la Federación de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) y participa de los fines de la misma desde su admisión federativa en 7 de marzo de 1988, y que busca el desarrollo de la Psico-somatoterapia como campo disciplinar común de las terapias analítico-corporales.

Además, la AEP se propone los siguientes fines:

El estudio de las bases metodológicas de la Psico-somatoterapia.
La investigación y la formación profesional en la misma.
La promoción de la Psico-somatoterapia por medio de jornadas, publicaciones y otros medios de información publica.

Art. 7 De Los Miembros:

Los miembros de la AEP pueden tener el carácter de miembros fundadores, miembros titulares ordinarios y miembros titulares.

Son miembros fundadores de la AEP los firmantes del Acta fundacional de los presentes Estatutos cuya condición de miembro titular ordinario continué vigente en la Asociación.

Son miembros titulares ordinarios todos aquellos que así lo soliciten y hayan sido aceptados como tales por la Junta directiva de la AEP, propuestos a la FEAP como psicoterapeutas acreditados por la misma y aceptados tras cumplir los requisitos de acceso establecidos en el Art 21 de sus Estatutos, tal como quedan expresamente recogidos en el articulo siguiente.

Son miembros titulares aquellos que, inscritos como tales con posterioridad a la fundación de la AEP y habiendo realizado o próximos a realizar la formación específica en Psico -somatoterapia, contribuyen a la realización de sus fines y participan en su mantenimiento con la cuota que anualmente sea aprobada por la Asamblea General.

Art. 8 Para adquirir la condición de miembro titular ordinario de la AEP adscrito a la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) y reconocido como psicoterapeuta acreditado por la misma, será preciso ademas de la aceptación por parte de la Junta Directiva , acreditar el cumplimiento de los siguientes requisitos:

A. Ser titulado universitario para acceder a la formación como psicoterapeuta. La licenciatura en Medicina y Psicología son consideradas adecuadas para el acceso a la formación. Los médicos que no hayan cursado la especialidad de Psiquiatría y los psicólogos que en su curriculum no hayan cursado las materias propias del perfil en la especialidad de Psicología clínica, habrán de cursar un conjunto de materias propias de la Salud mental, tal como haya sido definido por la FEAP. Otros titulados de primer y segundo ciclo universitario podrán acceder a la formación en Psicoterapia siempre que cumplan los requisitos de completamiento del curriculum y homologación que establezca la FEAP.

B. Haber adquirido un nivel de formación y experiencia que incluya como mínimo:

1. Tres años a tiempo parcial, en el periodo de postgrado universitario, dedicados a la formación teórica, técnica y clinica para la adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes básicas para el ejercicio de la Psicoterapia , a través de cursos y seminarios en algunas de las instituciones de formación reconocidas por el Comité Cientifico de la AEP , con un mínimo de 600 horas. En relación con este requisito se incluirán en él -si la titulación universitaria de acceso no incluyera en sus programas los conocimientos fundamentales de las diferentes modalidades y orientaciones de la psicoterapia- los mínimos que se ajusten a las disposiciones de la FEAP al respecto.

2. Haber superado las evaluaciones, tanto de las asignaturas teóricas propias del perfil de las especialidades de la Psiquiatría y la Psicología clínica (Psicología Evolutiva, Psicología de la Personalidad , Psicopatología y Diagnóstico diferencial) como de las prácticas y actitudinales que oportunamente fije el Comité científico y deontológico. Las evaluaciones se realizarán parcialmente durante el proceso de formación y al final del mismo. La superación de las mismas otorgará la certificación para el ejercicio profesional de la Psicoterapia en una especialidad, dentro del marco de la Psico­Somatoterapia .

3. Haber realizado un proceso de psicoterapia personal con alguno de los psicoterapeutas acreditados por el Comité científico y deontológico durante un periodo suficiente para adquirir las actitudes básicas del psicoterapeuta, un pleno aprovechamiento del proceso de formación como condición para un ejercicio profesional saludable y ajustado a las exigencias éticas con el paciente. En el cumplimiento de este requisito se estará a los criterios que las diferentes secciones elaboren al respecto.

4. Haber realizado un mínimo de 2 años de práctica profesional como psicoterapeuta, debidamente supervisada por alguna de las instituciones reconocidas por el Comité científico y deontológico como adecuadas para este menester, que incluirán al menos el tratamiento de dos casos y un mínimo total de 300 sesiones (entendiendo estas de una duración de 45 minutos aproximadamente) y 100 sesiones de supervisión de dichos tratamientos (de las cuales 50 al menos serán supervisiones individuales en las modalidades de psicoterapia individual) realizada con psicoterapeutas expertos acreditados como tales por el Comité científico y deontológico y que deberán reunir los criterios mínimos señalados por la FEAP para esta tarea. En las modalidades que así lo permitan podrá desarrollarse la práctica profesional supervisada conjuntamente con coterapeutas expertos. La práctica profesional se ajustará, en cuanto a la formación antecedente, a las disposiciones que elabore la FEAP en este campo.

5. Haber realizado un mínimo de actividades practicas en entornos públicos o privados de Salud Mental, en los cuales el psicoterapeuta en formación pueda tener experiencia directa de la clínica psicopatológica, permitiéndole tomar contacto directo con las diferentes formas de manifestación de los trastornos mentales y los distintos profesionales que intervienen en la Salud Mental.

C. Comprometerse a la práctica del Código Deontológico para la práctica de la Psicoterapia que desarrollará el Comité Científico y deontológico de la Asociación y sus deberes como miembro.